Mostrando entradas con la etiqueta Musée Rodin. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Musée Rodin. Mostrar todas las entradas

miércoles, 15 de enero de 2014

La luz de la Antigüedad en el Museo Rodin.



La luz de la antigüedad en el Museo Rodin. Esta exposición podrá visitarse hasta el 16 de febrero de 2014.






“El arte de la Antigüedad significa felicidad de vivir, quietud, equilibrio, razón” — Auguste Rodin, 1911 

Podéis ver un vídeo de la exposición aquí:



Rodin se fijó en el cuerpo masculino, imitó modelos de la antigüedad y del Renacimiento para realizar sus obras, como se puede ver en "El pensador" (Le Penseur), el "Torso del Estudio para San Juan Bautista" (Le Torse de l'Étude de Saint Jean-Baptiste), y más tarde "el caminate" (L'Homme qui marche).



El caminante. Rodin.


Cerca de 1890 Rodin realiza obras inspirándose en representaciones de venus antiguas, creando un nuevo modelo de Venus, como "la Meditación" (Méditation) y "la Musa de Whistler" (Muse Whistler). "La Venus del Esquilino" (Vénus d’Esquelin) de la Antigüedad, encarna la búsqueda de plenitud que encontramos en las obras tardías del artista, como "Afrodita" (Aphrodite), "el Torso de mujer joven arqueado" (Torse de jeune femme cambrée) o "la Oración" (Prière). Independientemente de sus obras, Rodin reúne cerca de un centenar de fragmentos de Venus romanas, que constituyen un amplio repertorio de formas y de drapeados.



Torso arqueado de mujer joven. Rodin.


Meditación. Rodin.


A partir de 1895, Rodin monta jarrones antiguos de su colección, con sus propias figuras en yeso. El material antiguo en barro cocido o su reproducción en yeso, recibe en su forma figuras de Rodin ya existentes, en mayoría procedentes de "la Puerta del infierno" (Porte de l'Enfer), como “flores en un jarrón”.


Rodin es un apasionado lector de Ovidio y de Apuleyo. De ahí procede el propio espíritu de sus esculturas, nacidas bajo el signo de la metamorfosis, también llamadas “montajes”. “La mitología también sólo existe como custodia de los sufrimientos eternos, de las alegrías eternas que han de volver a ser creadas, cada vez, por el artista...”


Rodin deriva hacia versiones mitológicas, realzadas con atributos iconográficos, "Palas en el Partenón" (Pallas au Parthénon) o "Baco indio" (Bacchus indien). La cabeza de "Minerva sin casco" (Minerve sans casque), por fin liberada de cualquier accesorio, aparece, en espejo con "la Cabeza Warren" (Tête Warren), como un fragmento antiguo. Los graves retratos romanos de la colección del escultor interrogan a posteriori las investigaciones del artista sobre uno de sus primeros bustos, ·El hombre de la nariz rota" (L'Homme au nez cassé).