Mostrando entradas con la etiqueta siglo XX. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta siglo XX. Mostrar todas las entradas

sábado, 24 de agosto de 2013

Dalí. Todas las sugestiones poéticas y todas las posibilidades plásticas



Dalí en el Museo Nacional Reina Sofía. Exposición temporal.
La exposición de Dalí es bastante amplia. Cuenta  con once salas , organizadas cronológicamente. según sus etapas artísticas, mostrando sus obras, tanto pinturas como películas y cortos.
En las primeras salas llamadas 1. Del vidrio de multiplicar a la putrefacción y 2. Autorretratos, encontramos las primeras obras del autor, con elementos que marcaron el principio de su vida. En esta etapa realiza los primeros autorretratos. Su principal preocupación se centra en el color, la luz y la experimentación constante.






 Autorretrato con cuello rafaelesco.

 En la sala que sigue,  llamada 3. La miel es más dulce que la sangre,  se muestra la colaboración
del autor en la película Un perro Andaluz. Sus obras se acercan a las vanguardias y a principios de siglo XX, empieza a pintar siguiendo tendencias como el cubismo, el fauvismo o el futurismo, pero también, vuelve su mirada al retorno, al orden.
 Encontramos igualmente algunos de sus dibujos de la serie Putrefactos, de mediados de los años 20. Fue un agitador de masas y showman mediático.



 Algunos dibujos de la Serie putrefactos.

La 4º sala es la del Surrealismo. Desde las primeras influencias de Masson, Bataille, Arp, Miró y Picasso, el periodo surrealista constituye el núcleo de la muestra. Se hace especial hincapié en el método paranoico-crítico, desarrollado por el artista como mecanismo de transformación y subversión de la realidad. Dalí, con su método paranoico-crítico nos invita a un mundo de ambigüedades, con imágenes dobles, “imágenes fantasmas”,  en que las certezas nos rehúyen.


La persistencia de la memoria.

La próxima sala es llamada 5. El Ángelus, que es su obra culmen en el método paranoico-crítico de interpretación de El Ángelus de Jean-François Millet.


 El Ángelus de Dalí. 


 El Ángelus de Jean-François Millet.

En la sala 6. El rostro de la guerra  y 7. Surrealismo después de 1936.
Plasma sus vivencias en sus pinturas, así como el horror y la muerte provocado por los conflictos, como la Guerra Civil española. Encontrando de esta forma que el pensamiento del pintor desemboca en el Manifiesto místico de 1951. Seguirá realizando de igual manera obras surrealistas.







Después encontramos la sala llamada 8. América. Con la Segunda Guerra Mundial, Dalí se exilia en Estados Unidos, donde reside entre 1940 y 1948. A mediados de esta década, empieza su etapa mística y nuclear, cuyo corpus expone en su Manifiesto místico, caracterizado por el tratamiento de temas religiosos y de aquellos relacionados con los avances científicos de la época.

En la sala 9. La vida secreta. Entre 1941 y 1942 Dalí escribe e ilustra su autobiografía La vida secreta de Salvador Dalí. Un relato repleto de verdades, medias verdades y también “falsedades”.
En esta obra, el dibujo sirve al artista como herramienta indispensable para seguir narrando sus memorias y para mostrar cómo Dalí, se acerca hacia los ideales de la tradición y del Renacimiento desde una actitud vital de investigación activa y perseverante.



 La vida secreta de Salvador Dalí.




 Ilustraciones de La vida secreta de Salvador Dalí.

En la penúltima sala llamada 10. Escenarios. Dalí se considera a sí mismo como un artista eminentemente teatral. Desde sus incursiones cinematográficas de la mano de Luis Buñuel, Alfred Hitchcock o Walt Disney, pasando por la confección de decorados para ballet y teatro, vemos cómo el ingenio del Dalí pintor se ponen al servicio del mundo del espectáculo. Una vez más, sus ámbitos de creación se expanden hacia la escritura de guiones cinematográficos, el diseño de decorados y vestuario..., y en todos ellos Dalí se compromete activamente.




 Spellbound (Decorado)



La última estancia se llama 11. El enigma estético. Se muestra como a partir de los años sesenta y hasta el final de su carrera, su papel como agitador de masas se refuerza en los happening y performances que concibe y protagoniza. Todo ello sin dejar atrás a los grandes maestros como Velázquez o Miguel Ángel, a quienes reivindica repetidamente. En ese momento, Dalí no sólo reinterpreta a los clásicos, también se reinterpreta a sí mismo. Durante la década de los ochenta, las teorías matemáticas desarrolladas por René Thom darán forma a un nuevo universo que el pintor ya no abandonará.



 Galatea de esferas.

La exposición de Dalí en el Museo Nacional Reina Sofía se encuentra disponible  hasta el 2 de septiembre. ¿Qué esperas para verla?
 

sábado, 27 de julio de 2013

Julio Romero de Torres en el Thyssen de Málaga.

Julio Romero de Torres fue un pintor de finales del siglo XIX y principios del XX, cuya obra destaca por representar la vida cotidiana de Andalucía, de España, con esas mujeres tan características, con rasgos de pobreza del momento, con rasgos gitanos relacionadolo con el flamenco,...
Alcanzó su primer éxito con su obra: Mira que bonita era en 1895.


Mira que bonita era, 1895.

Aquí os dejo un enlace a mi artículo sobre Romero de Torres en el blog del Thyssen:

En este artículo os hablo de obras que os adjunto en esta entrada.
Nuestra señora de Andalucía, 1907
Las hermanas de Santa Marina

Salomé, 1926.
Cante Hondo, 1929

La saeta, 1918.

La gracia, 1915.




La chiquita Piconera, 1930.


La exposición de Julio Romero de Torres que se encuentra de forma temporal en el museo Thyssen de Málaga se podrá visitar hasta el 8 de septiembre de 2013.